Una de las características que tienen los teléfonos inteligentes es precisamente la comodidad de sus pantallas táctiles. Éstas poseen una función touch, que con un toque directo sobre la superficie de la pantalla permite la entrada de datos de manera fácil y rápida.Pero qué hacer si la mitad de la pantalla del IPhone no funciona.
La pantalla es la parte de los Smartphone más desprotegida y por lo tanto vulnerable, por lo que puede experimentar muchos problemas debido a la frecuencia con la que entra en contacto con la piel, la humedad y la suciedad.
Debido a la naturaleza delicada de la pantalla táctil, esta corre el riesgo de afectarse sin importar lo bien que la protejas. Si no se maneja bien o no está protegida puede rayarse, lo que afecta su precisión o dañarla por completo.
Con el tiempo la calibración comienza a fallar, y la respuesta se vuelve lenta o errática, y en algunos casos puede registrar indicaciones que no se le ha dado.
Uno de los casos más comunes a la hora de algún desperfecto es que solo se dañe un fragmento de la pantalla táctil, perdiendo la sensibilidad en la parte superior. Así que hay que considerar que existen varios motivos por los cuales podría no estar funcionando como debe.
Si es así, lo normal es pensar que el iPhone ha tenido alguna caída o golpe fuerte que pudiera justificar que comience a presentar problemas con la pantalla, y es cuando tenés que pensar que hay un problema mayor.Pero no importa lo que tenga, MobiDoc tienen una solución para tu iPhone, porque corrigen este problema en 48-72 horas, aproximadamente.

Soluciones Para Resolver Los Problemas De Las Pantallas Táctiles

Por increíble que suene, gran parte de las complicaciones que aparecen en nuestros iPhone, como la ausencia del touch en la mitad de la pantalla, se corrigen con solo reiniciar el dispositivo.
Al realizar esta acción se podrá verificar que no sea algún driver que ha dejado de funcionar. Pero si esta alternativa no funciona correctamente se tendrá que probar otros caminos.
Una de ellas es realizar una buena limpieza, ya que una pantalla sucia puede provocar que no responda bien al tacto, haciéndonos difícil el manejo del iPhone. También, podríamos encontrarnos que el dispositivo esté sucio por un exceso de humedad o polvo en la parte interior, que finalmente ocasiona el mal funcionamiento del equipo.
Pero si el problema continúa, se puede encontrar otras alternativas para seguir usando el teléfono, por lo menos un tiempo más, siempre que el resto de la pantalla esté bien.
Aunque parezca difícil de creer, una opción es hacer que la pantalla el iPhone rote completamente 360 grados. Para lograrlo es necesario instalar la aplicación Launcher. Dentro de sus ajustes podemos encontrar en la sección de accesibilidad una opción para girar la pantalla de forma automática. Una vez activada la pantalla se volteará a la zona que funciona correctamente.
Si aún así el touch de tu dispositivo sigue fallando en ciertos puntos de la pantalla, otra alternativa es bajar la app Touchscreen Calibration, porque quizás se encuentre descalibrada.
Finalmente, si ninguno de los procesos anteriores ha funcionado posiblemente la pantalla se haya roto internamente o averiado.
En ese caso tenemos la posibilidad de dirigirnos al servicio técnico de MobiDoc, sus técnicos poseen la mejor capacitación y conocimiento tecnológicos para solucionar y atender todos los problemas que puedan surgir con el touch de la pantalla de tu iPhone.